Share the joy
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedinPrintEmail

  Libertador- El Periodista Libre- Durante la actividad que se llevó a cabo en la tarde de ayer en la Plaza Pública de Libertador, los representantes de Derechos Humanos se hicieron presentes con un grupo de familiares de desaparecidos y tratando de responder a las posibles preguntas que esperaban que se les hicieran. nosotros estuvimos desde el comienzo de la actividad y recogimos las distintas expresiones de los oradores, pero quisimos resaltar el discurso de Adriana Aredes que fue muy dura a la hora de vertir sus expresiones. "Frente a los hechos de violencia de estos 36 años, no me voy a medir en las palabras, comenzó diciendo Adriana Aredes. El Concejo Deliberante de esta ciudad que pide que seamos cautos en nuestras palabras, pidió a la Comisión de la Legislatura de Derechos Humanos de la cual formo parte, junto al compañero Tito, a Dina e Inés Peña También. No me voy a medir, yo me levanto y acuso, acuso como hace 36 años lo hacía mi vieja, quienes la conocieron saben que es así. Acuso a los criminales de allá, que tienen nombre y apellido. Acuso a Nelly Arrieta y a Carlos Pedro Blaquier, no me voy a medir en mis palabras, esto está en la justicia. Acuso a José Alfredo Martínez de Hoz, acuso al Brigadier Álvarez, al Brigadier Sánchez Laos, al administrador Alberto Lemos, que todos lo conocen acá y a quien conocí, tuve la desgracia de conocer a esa gente, es una lista larga, son los principales que ya están en la justicia". "Acuso…Les molestaba el intendente de este pueblo, el intendente constitucional y popular y lo hicieron desaparecer por supuesto. Acuso a esta Empresa de haber traicionado en la provincia de Jujuy, la confianza de los ciudadanos, acuso en nombre de la Nación Argentina y que esto lo tome en cuenta la justicia y lo está tomando en cuenta por cierto el Dr. Poviña." "Cometieron lo que cometieron porque el Gobierno provincial de turno y los sucesivos gobiernos provinciales han sido cómplices. Cercenaron los derechos de los ciudadanos a favor de las ganancias de la empresa. Esta denuncia tiene más de 36 años, aseguró.  " Ahora voy a decir algo muy importante que en el mes de julio no pude decir porque me quedé sin voz" , anunció. "En nombre de  la misma naturaleza, en nombre de todas las madres de todas las clases acusamos al enemigo común que tenemos acá, acuso al opresor común, al que participó del terrorismo de estado en el año 1976, acuso de haber contaminado a estas bellas comarcas y de haber asesinado a sus dueños, tras haberlos esclavizado, que eran los guaraníes del oeste, del Cerro Calilegua. Yo los conocí, eran pacientes de mi viejo, sostuvo. "Sigo acusando de la contaminación genocida que lleva adelante con presentación en la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia, cifras que no son reales porque no tienen medición real."agregó "Acuso de la muerte de muchos ciudadanos de este pueblo, entre ellos Olga Aredes por bagatosis, por la celulosa de la caña de azúcar. Vamos a seguir insistiendo como en estos 36 años, vamos a pedir justicia. Queremos llegar con la verdad, con la memoria, con el aporte de todos los que fuimos perseguidos, y aun hoy de algún modo nos persiguen a donde no podemos llegar desde este lugar adonde no se difunde la verdad de lo que sucede en la provincia porque tienen sus lacayos en los medios de prensa en radio y televisión, son raras excepciones las que están presentes acá." "Pido cárcel común para todos y efectiva a los represores, genocidas uniformados, a los civiles a los miembros de la Iglesia, a los civiles que colaboraron con el espionaje entregando y matando a ciudadanos de esta ciudad de Libertador General San Martín. No vamos a parar, por cada desaparecido hay 200 atrás en la familia. Lo tenemos muy claro, vamos a seguir adelante, caminemos paso a paso con la verdad y la justicia, no queremos violencia, queremos llegar a las instancias y lograr la cárcel común, concluía Adriana Aredes en su duro discurso para finalizar la actividad." concluyó  
Share the joy
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedinPrintEmail